Localización

Este gran concejo de 283 kilómetros cuadrados y casi 9.000 habitantes es el más occidental del Oriente de Asturias y el más próximo a la zona central de la región.

Piloña ha venido perdiendo población durante todo el siglo 20, exceptuando la segunda década. En 1900 se contabilizaban 18.228 habitantes, mientras que los datos del censo de 1991 reflejaban un 47% menos (9.668). El ritmo de las pérdidas fue más lento hasta 1940, incrementándose a partir de esa fecha hasta alcanzar un máximo intercensal del 17% entre 1960 y 1970, es decir más de 1.000 personas.

Las causas hay que buscarlas en la atracción económica de la zona central asturiana. Esta gran pérdida de población afectó además a la población joven en edad de trabajar, y especialmente al sexo femenino, que tenía posibilidades de trabajar de manera asalariada en el sector servicios de baja cualificación.

Su territorio está configurado por un valle fluvial que lo recorre de oeste a este y por dos grupos de cadenas montañosas, al norte la Sierra Sueve y el alto La Llama, y al sur los Cordales de Ques, Sellón, Bedular, Aves, Pesquerín y Giblaniella.

Las cumbres más altas en su parte del Sueve son La Múa (1003 m), Maladín (976 m) y Oviñes (874 m); y en el resto del accidentado territorio, las de Vizcares (1420 m), Maoño (1418 m), Cerro Rosellón (1125 m), Conio (1625 m) y Canto del Águila (1267 m).

Los ríos principales son el Piloña, que le da nombre al municipio y desagua en el Sella, en Arriondas; y sus afluentes los ríos de La Marea o Mon, que nace en Caso, Espinaredo o Nueva, Color y Tendi, que corren de sur a norte, y el Borines, que baja de los salutíferos manantiales de las faldas del Sueve.

La capital es Infiesto, término procedente del latino infestum (Enhiesto, pendiente), está al oeste del concejo en el valle del Piloña.

Otros núcleos relevantes son Sevares y Villamayor, en las fértiles vegas fluviales de la depresión central; Sorribes, La Goleta, Cereceda, Miyares, Vallobal y Borines en las faldas del Sueve; Pintueles, Anayo, Lodeña y Coya al noroeste; y Cardes, Ques, Beloncio, Óvana, Lozana, Riofabar y Espinaredo entre los pliegues de las abruptas sierras suroccidentales.